Latest Entries »

“Imagínese una escuela de natación que dedicara un año a enseñar anatomía y fisiología de la natación, psicología del nadador, química del agua y formación de los océanos, costos unitarios de las piscinas por usuario, sociología de la natación (y clases sociales), antropología de la natación (el hombre y el agua) y, desde luego, la historia mundial de la natación desde los egipcios hasta nuestros días.

 Todo esto a base de cursos magistrales, libros y pizarras, pero sin agua.

En una segunda etapa se llevaría a los alumnos-nadadores a observar durante otros varios meses a nadadores experimentados;

Después de esta sólida preparación, se les lanzaría al mar, en aguas bien profundas, un día de temporal de enero”.

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y lo difíciles que le resultaban las cosas. No sabía cómo hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.
Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir sin decir palabra.
La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente. Mirando a su hija le dijo:
– “Querida, ¿qué ves?”
-“Zanahorias, huevos y café” fue su respuesta.
La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma. Humildemente la hija preguntó:
“¿Qué significa ésto, padre?”
El le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. Los granos de café sin embargo eran únicos; después de estar en agua hirviendo, habían cambiado al agua.
“- ¿Cuál eres tú?”, le preguntó a su hija. “Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes? ¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable? ¿Poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, o un despido te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿eres amargado y áspero, con un espíritu y un corazón endurecido?
¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua hirviente, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor. Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas mejor y haces que las cosas a tu alrededor mejoren.

Y tú, ¿cual de los tres eres?

Pablo Neruda

Nunca te quejes de nadie, ni de nada,
porque fundamentalmente tu has hecho
lo que querías en tu vida.

Acepta la dificultad de edificarte a ti
mismo y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre surge de
las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte,
enfréntala con valor y acéptala.
De una manera u otra es el resultado de tus actos
y prueba que tu siempre has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso
ni se lo cargues a otro,
acéptate ahora o seguirás justificándote
como un niño.

Recuerda que cualquier momento es
bueno para comenzar y que ninguno
es tan terrible para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente
es tu pasado así como la causa de tu
futuro será tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes,
de quien no acepta situaciones,
de quien vivirá a pesar de todo,
piensa menos en tus problemas
y más en tu trabajo y tus problemas
sin eliminarlos morirán.

Aprende a nacer desde el dolor
y a ser más grande que el más grande
de los obstáculos,
mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un
títere de las circunstancias porque tu
mismo eres tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas
y respira la luz del amanecer.

Tú eres parte de la fuerza de tu vida,
ahora despiértate, lucha, camina, decídete
y triunfarás en la vida;
nunca pienses en la suerte
porque la suerte es: el pretexto de los fracasados.

~ Pablo Neruda ~

Educad a los niños y no será preciso castigar a los hombres. Pitágoras de Samos.

Cuando eres un educador siempre estás en el lugar apropiado a su debido tiempo. No hay horas malas para aprender. Betty B. Anderson

El niño es como un barro suave donde puedes grabar lo que quieras… pero esas marcas se quedan en la piel… Esas cicatrices se marcan en el corazón… Y no se borran nunca. Zenaida Bacardi de Argamasilla

Educar es dar al cuerpo y al alma toda la belleza y perfección de que son capaces. Platón

Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida. Pitágoras

“La edad de un niño es inversamente proporcional al tamaño de los animales que le gustan.”

Desmond Morris (nacido en 1928), etólogo británico.

Da un poco de amor a un niño y ganarás un corazón. John Ruskin 

Educar a un joven no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía. John Ruskin

“¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser fruto de la educación.”Alejandro Dumas (1803-1870), escritor francés.

El arte supremo del maestro es despertar el placer de la expresión creativa y el conocimiento. Albert Einstein 

El buen maestro hace que el mal estudiante se convierta en bueno y el buen estudiante en superior. Maruja Torres 

Para ejercer una influencia benéfica entre los niños, es indispensable participar de sus alegrías. Don Bosco

“Los niños lo comprenden todo, más que nosotros, y no olvidan nada.”

Miguel de Unamuno (1864-1936), filósofo español.El educador mediocre habla. El buen educador explica. El educador superior demuestra. El gran educador inspira. William Arthur Ward 

Los niños necesitan modelos
más que críticos.Joseph Joubert

“No limites el aprendizaje de un niño a lo que puedas enseñarle tú, porque ha nacido en otra época.”

Refrán

Elige por maestro aquél a quien admires, más por lo que en él vieres que por lo que escuchares de sus labios. Lucio Anneo Séneca

“Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.”Khalil Gibran (1883-1931), ensayista, novelista y poeta libanés.

Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquéllo que desea. Paulo Coelho

Cuando crezca yo quiero ser un niño. Joseph Heller

“Hoy en día sabemos mucho más sobre las necesidades emotivas del niño, pero las olvidamos.”

Benjamín Spock (1903-1998), pediatra estadounidense.

“Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerdan.)”

“A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: “¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?” Pero en cambio preguntan: “¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle.Pero nosotros, que comprendemos la vida, nos burlamos de los números.”

“No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

“Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo”

“Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance realizar.”

“Únicamente los niños saben lo que buscan. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran…”

El principito. Antoine de Saint-Exupery.

Debo reconocer que me encantan las películas de dibujos de Disney y como no, también sus bandas sonoras y aunque ya tenga una edad me sigue gustando sentarme en el sillón de mi casa con un bol de palomitas, como hacía de pequeñita y ponerme a verlas. Estas películas a través de sus historias, canciones, personajes,… transmiten valores muy importantes que desde que eres un niño debes aprender. Según mi punto de vista, éste debería ser el top 5:

1.La Sirenita : “Bajo del mar”

2. La bella y la bestia: “Bella y bestia son”

3. El rey león: ” Yo voy a ser”

4. Aladin: ” Un mundo ideal”

5. El libro de la selva: “Yo quiero ser hombre como tú”

 

Uno de los errores más comunes y destructivos

es pensar que para tener éxito es necesario el ingenio,

gozar de algún tipo de magia que sólo unos pocos poseen.

Lo cierto es que el éxito reside

en mantener el rumbo fijado, fracasar y seguir adelante.

Cuando decides aprender un idioma, estudiar música

o ejercitarte en un deporte,

¿será un éxito o un fracaso?

Eso dependerá de cuánto valor y perseverancia

hay en tu decisión.

La decisión de que nada puede apartarte de tu meta

es lo que te acerca al éxito.

MALTBIE DAVENPORT BABCOCK

Reír mucho y a menudo;
merecer el respeto de la gente inteligente
y el afecto de los niños;
ganarte la aprobación de los críticos honestos
y soportar la traición de los falsos amigos;
apreciar la belleza;
encontrar lo mejor en los otros;
darte a los demás;
dejar el mundo un poco mejor de lo que lo has encontrado:
sea con un niño sano, con un jardín o con una mejora social;
haber jugado y reído con entusiasmo
y haber cantado con pasión;
saber que alguna vida ha respirado mejor
porque tú has vivido;
eso es haber triunfado.
RALPH WALDO EMERSON.

Bienvenidos a mi blog