Uno de los errores más comunes y destructivos

es pensar que para tener éxito es necesario el ingenio,

gozar de algún tipo de magia que sólo unos pocos poseen.

Lo cierto es que el éxito reside

en mantener el rumbo fijado, fracasar y seguir adelante.

Cuando decides aprender un idioma, estudiar música

o ejercitarte en un deporte,

¿será un éxito o un fracaso?

Eso dependerá de cuánto valor y perseverancia

hay en tu decisión.

La decisión de que nada puede apartarte de tu meta

es lo que te acerca al éxito.

MALTBIE DAVENPORT BABCOCK

Anuncios